Una Boda exitosa

  • La fiesta más sorprendente no depende del dinero invertido; es aquella en la cual se logra un equilibrio especial entre los distintos factores que se conjugan en ella, dejando en los novios, familiares y amigos, la sensación placentera de haber vivido un momento excepcional.
  • Las invitaciones son la presentación del casamiento. Si bien existen numerosos tipos de diseños en papel, o bien en formato digital, nada reemplaza la invitación física.
  • La ceremonia, sea esta religiosa o laica, es el primer contacto visual entre los novios y sus invitados, por lo que debe ser única y especial. Darle siempre un toque de originalidad a la celebración es tan importante como hacerlo en la fiesta.
  • Fotografía y video suelen ser, muchas veces, los servicios sobre los cuales los novios ajustan el presupuesto. Durante la luna de miel comienzan a lamentarlo.
  • La vestimenta de los novios no es lo más importante de una boda, pero se puede convertir en un gran problema, porque debe representarlos. Novios cómodos y orgullosos de su imagen disfrutarán mucho más.
  • La elección de la música es fundamental. La mejor combinación será aquella en la que se refleje el estilo de los novios y que permita que todos los invitados puedan bailar.
  • Lo que no ha sido planificado no sucederá (nadie va a traernos el detalle que omitimos). Es por eso que en la planificación debemos ser muy cuidadosos.
  • Y sí., los shows sirven para romper el hielo, pues hacen que los invitados se suelten y formen parte de la fiesta; aunque las coreografías o canciones que puedan interpretar los novios (si se animan) siguen siendo el mejor show.
  • Un detalle original es reemplazar el clásico libro de firmas por el Wedding Box (cabina para dejar mensajes). También vale para los souvenirs: se puede sustituir el típico obsequio por una foto que los invitados se llevan al instante.
  • Una boda debe ser como un buen tema musical: debe comenzar bien, tener buen ritmo que invite a seguirlo y que no decaiga en ningún momento, debe contagiar y dar ganas de seguir escuchándolo…

 

Consejos para sorprender

La Fiesta

  • Mesas y centros. “El color gana protagonismo en las ambientaciones, sobre todo en las mesas. El mantel blanco ya casi no se utiliza, y sí se ven cada vez más en tonos violeta, verde, naranja, tomate, manteca y hasta negro. Otra tendencia son los armados tipo living, en lugar de las tradicionales mesas, sobre todo si el catering es tipo finger food. En cuanto a los centros de mesa, en ellos no pueden faltar las velas y las flores naturales. Es divertido que no sean todos iguales; también se pueden utilizar lámparas con caireles”, aconseja Soledad Sáenz Briones, ambientadora.
  • Horarios. Los casamientos diurnos van ganando adeptos entre los novios. “Cuando la ceremonia es al aire libre es más descontracturada, aunque se le pueden dar toques elegantes, como una orquesta de trompetas tocando la marcha nupcial. Incluso muchos prefieren concretar la unión en el mismo lugar en que se hará la fiesta. Además, el día predispone a hacer recepciones más largas. Lo más aconsejable es empezar a media tarde, así la fiesta se desarrolla bajo la luz de la luna. Igualmente, cuando el festejo es por la noche, los salones son la opción elegida”, cuenta la wedding planner Mariana Philip.
  • Menú. La comida es una de las partes más importantes de toda fiesta, sobre todo para los invitados. “Entre las innovaciones, se están usando las tablas temáticas, como las mexicanas (fajitas, nachos, totopos), italianas (cappelletti caprese en masa de morrón, pan crocante), españolas (arroz con mariscos, tapeo), argentinas (bife de chorizo aromatizado con romero en pancitos de campo, mollejas al verdeo) o japonesas (sushi)”, cuenta Gastón Maizlisz, de Gauri Catering.

 

 

Leave a reply